Los medios de comunicación cambiaron, el mensaje no.

Sólo en Argentina hay más de 28 millones de personas que pasan, en promedio 4,4 horas de si día en frente a pantallas. Facebook, Twitter, Instagram, Google y muchos otros espacios son utilizados para informar, entretener y comunicar. A todo esto la pregunta es…
¿Hay contenido evangelístico en estos medios?

Es poco el contenido dirigido a los que no conocen a Jesús, para que puedan acercarse a él. Millones de búsquedas diarias orientadas a encontrar un sentido en la vida, hasta buscando métodos para suicidarse ocurren diariamente sin encontrar en contrapartida un mensaje de esperanza y salvación en Jesucristo. Millones de minutos diarios son invertidos por la población argentina en redes sociales y leyendo contenidos, lo cual también es una oportunidad para presentar contenidos atractivos, contemporáneos pero con el mismo mensaje de la cruz que hace 2000 años.

¿Cómo aprovechar esta oportunidad?

Este proyecto es único en un aspecto fundamental. La búsqueda preactiva de los que no conocen a Cristo para presentarles contenido dirigido a cambiarles su eternidad con Dios.

¿Cómo se logra esto?

¿Sabías que invirtiendo dinero en publicidad en Internet podés aprovechar la inmensa mayoría de estas oportunidades? Por ejemplo, invirtiendo $100 podemos alcanzar a alrededor de 5 mil personas con el mensaje de la Cruz.

¿Este proyecto necesita de tus contribuciones económicas?

Este proyecto no depende de aportes, pero cada centavo que se done a esta causa, es más gente a la que le llegará el evangelio.

Es sencillo: mientras mayor sea la inversión en estos medios de comunicación, el alcance del contenido se va a multiplicar. El dinero aportado va directamente apuntado a fines evangelísticos con total transparencia y con informes periódicos y públicos de cómo fue invertido el dinero recibido.

 

Se parte de este proyecto


Otras Causas